Opinión

Cuando el fútbol te obliga a leer

10 minutos

Publicación: 5 de Octubre de 2017

Autoría: Aquileo Venganza

En vista de los recientes hechos alrededor de la próxima declaración de independencia catalana, los tradicionales “hinchas” colombianos del fútbol español van a tener que aprender algo más allá de “Visca Barça”.

El fútbol ha sido la compañía innegable de los procesos sociopolíticos más importantes del último siglo. Por su historia han desfilado, en cada momento, los correlatos de las grandes guerras, las rivalidades raciales, los reclamos independentistas y el ímpetu de los pueblos, que encomiendan sus últimas esperanzas al campo de lo deportivo.

Como espejo indisociable de esa cronología, que transcurre en paralelo, el fútbol ha ido recogiendo todas las prácticas de su tiempo. Se ha convertido en el escenario más representativo de un mundo globalizado: un voraz carnaval de marcas, dinero y corrupción. Una pieza infaltable para el rompecabezas, un idioma que todos en el mundo entienden.

Tal vez es por esa misma omnipresencia cultural que sería absurdo reducir el fútbol a un solo momento temporal, a este único presente. Un absurdo que se repite con total normalidad en el panorama global contemporáneo, no sólo para el fútbol, sino para cualquiera de lo ámbitos de las eficientes industrias culturales.

Simplemente la historia no vende, solo su representación. Se trata de tener grandes ídolos entronados en la incuestionabilidad de las instituciones deportivas europeas, para construir adeptos, que son, en realidad, clientes. Utilizar un lenguaje verdaderamente universal para mantener a un público ferviente pero inofensivo, rebosante de mercancía pero carente de memoria, repitiendo el mantra que todos conocen a medias: “Hala Madrid” o “Visca Barca”.

Un “Hala” que proviene de la notable influencia árabe en el español, a raíz de la dominación musulmana en la península ibérica. Dicha dominación, con sus fuentes entrecruzadas y fechas contradictorias, encontró su final cuando los Reyes Católicos unificaron los grandes reinos de España y la conquista de América estaba próxima. Una época desde la cual se evidenciaba ya la independencia y disidencia de muchas comunidades agrupadas en el conglomerado español.}

Reducir a Cataluña a sólo una época de la historia oficial española, así como con el fútbol, parecería una tontería. Pero también lo sería el hecho de ignorar completamente las causas subyacentes que llevaron a esta situación, tanto en la historia como en el fútbol, más aún como ha ocurrido en España, donde los tres equipos más grandes: Atlético de Madrid, Real Madrid y Barcelona se acusan entre sí de haber recibido dádivas del generalísimo Francisco Franco.

Te puede interesar, Egoísmo y vileza, el referéndum catalán.

Si, ese mismo Franco, el de la Guerra Civil, que también ocurrió en España, y además cuando el fútbol ya era importante. Lo fue para quienes más lo odiaban y lo veían como una burda demostración de fervor popular, fueron ellos quienes, paradójicamente, más aprovecharon su potencial para, fácilmente, ganarse la voluntad de un pueblo sometido. ¿O acaso no han escuchado de los mundiales de Italia 34’ y Argentina 78’?

Ese mismo régimen franquista, victorioso tras el conflicto interno, se encargó de purgar, sin ningún respeto alguno —mucho menos temor—, todo aquello que tuviera el más leve hedor a comunismo. Todo esto mientras el poderío deportivo de los tres más grandes de España comenzaba a crecer y a gestarse como una marca eterna en el fútbol. Así el régimen purgaba toda su terrible fama y el país tendría nuevo brillo internacional.

Llegaron, después del receso de la guerra, las grandes figuras y los grandes títulos que fueron construyendo la leyenda del fútbol español. Desde Colombia, Alfredo Di Stéfano, ídolo de River Plate y Millonarios, marcaría el comienzo de una de las épocas de mayores triunfos y gloria internacional para el Real Madrid. En el mismo escenario, mientras el fútbol seguía siendo un campo de grandes logros para Franco (incluso el Barcelona recibió cuantiosas ayudas de su parte), Catalunya se erigió como uno de los principales bastiones de la lucha antifascista antes, durante y después del fin del conflicto.

Una comunidad de tales circunstancias históricas, tan apegada a su idioma, símbolos y cultura, como quisieran los modernos estados-nación que se caen a pedazos, no puede reducirse a una camiseta y una liga. Por esa misma razón el Barcelona, encabeza de sus mismas directivas, pocas veces en la historia se ha hecho de oídos sordos a la causa catalana.

Porque millones de “Visca Barca” recitados discontinuamente por millones de personas a lo largo del mundo, las grandes dádivas de una de las ligas de fútbol más influyentes del planeta, el prestigio de una de las selecciones más ganadoras de las últimas décadas, seis puntos menos en el tablero y un partido perdido por escritorio, resultan tan poca cosa para los catalanes que de verdad quieren su determinación como pueblo, así como los vascos, los escoceses, los flamencos belgas y los valones.


OTRAS NOTICIAS Y OPINIONES

¿Quién arma al Estado colombiano y su Policía Nacional?

Este jueves, el 28 de abril, se cumple un año del primer día del estallido social, cuya chispa fue la pretendida reforma tributaria de Iván Duque, y que suscitó debates sobre la justicia social, la violencia policial y los derechos humanos a lo largo del país.

‘Chupkua Tibabuyes’: un documental sobre la lucha para proteger a los humedales en Bogotá

Después que el proyecto urbanístico de Enrique Peñalosa pusiera en riesgo al humedal más grande de Bogotá la comunidad no pudo quedarse con los brazos cruzados. Esta es una historia de resistencia, frente a un inminente ecocidio.

Un mes de la invasión Rusa: el cubrimiento racista de los medios occidentales de la guerra en Ucrania

Hoy la guerra en Ucrania lleva un mes, y se estima que hasta ahora mataron a alrededor de 600 ucranianos civiles, entre 2000 y 4000 fuerzas armadas ucranianas y hasta 10.000, si no aun más, soldados rusos.

Tráfico y venta de armas a Ucrania en el conflicto con Rusia

En este momento frágil con la guerra total – todavía convencional – en marcha completa en Ucrania, retiramos unos pasos para echarnos un vistazo a unas causas subyacentes y la complicidad de los estados occidentales.

El sueño cultural del Centro Poblado Jaime Pardo Leal Las Colinas, San José del Guaviare

La Casa de la Cultura, Arte y Paz Jacobo Arenas y la Escuela de formación en artes y comunicaciones, son el sueño que han estado materializando este año las organizaciones de base del Centro Poblado Jaime Pardo Leal Las Colinas, ubicado en San José del Guaviare. Esta será la primera casa cultural y escuela de artes en la ruralidad de la entrada al Amazonas, el Guaviare.

Nuevo informe confirma un aumento en la violencia político-electoral en Colombia

A menos de un mes para las elecciones de Congreso, un nuevo informe realizado por Pares (Fundación Paz y Reconciliación) muestra que la violencia político-electoral está en aumento y que las curules de paz se enfrentan a crecientes riesgos.

LÉENOS Y ESCÚCHANOS EN