Opinión

De ‘Puerto Rellena a Puerto Resistencia’: El despertar de otra Colombia

15 minutos

Publicación:

Autoría: Aquileo Venganza

Puerto resistencia #MediosLibresCali
Foto: #MediosLibresCali

Cayeron las efigies del pasado en diferentes ciudades del país.

La Av. Jímenez se renombró simbólicamente Av. Misak, en homenaje al bravo pueblo que se atrevió a someter a juicio a los conquistadores y esclavistas españoles convertidos en piedra.

Indígenas Misak tumban estatua de Gonzalo Jimenez

Se reescribió y resignificó mucho de la historia nuestra durante el paro, una prueba, que no por efímera es menos válida, son las “pintadas” que se extendieron por todas las regiones del país -sin excepción- rechazando la violencia de estado y la hegemonía política que gobierna hace más de una década.

La calle misma resignificada como lienzo, presta para darle visibilidad a la protesta, doblemente empática con la denuncia y la movilización.

Las calles como lienzos

CALI ATNTIU

BANDERAS ANTIU

ROMAANTIU
TEUSAQUILLO ANTIU

¡Cali, amigo, Colombia está contigo!

Para la historia quedará que la ciudad de Cali se convirtió en la capital de la resistencia, y le dio una lección y un ejemplo de dignidad a todo el país. No en vano, después de estas fechas a la rotonda de Puerto Rellena, se le conocerá más por sus batallas que por sus morcillas, así como el Paso del Comercio, será de ahora en adelante el Paso del Aguante.

Pero más allá de conmemorar cómo la ciudad se convirtió en el laboratorio de un cruel experimento de control social y represión, corresponde mantener viva esa imagen de construcción social a través de la resistencia, como fórmula ante la exclusión y la falta de opciones efectivas de participación.

Aprendimos a reconocernos en una lucha conjunta, usando un mismo lenguaje y mirando la resistencia a los ojos, dándonos cuenta de quién está a nuestro lado y de dónde vienen los golpes y los disparos.

La comunicación y la información libre

Otra pelea que tampoco quedará en los libros, es la que dio la ciudadanía durante el Paro Nacional, por construir información desde sus propias herramientas comunicativas, no solo con la intención del registro, sino también con la firme decisión de sentar una denuncia frente al abuso y la violencia.

Las personas pudieron darse cuenta de primera mano del sesgo con el que los medios tradicionales retratan los hechos del paro y por antonomasia la realidad nacional.

‘La pelota no se mancha’

El miércoles 12 y el jueves 13 de mayo de 2021, quedaron marcados como dos de los días más lamentables en la historia del fútbol contemporáneo en Latinoamérica gracias a la Conmebol.

Quedarán para la historia las imágenes que muestran lo que ocurre cuando se utiliza el deporte y la pasión popular como cortina de humo para el crimen y la violencia.

Cada uno de estos casos, más que una cifra roja que no hace sino aumentar, se han convertido en el estandarte de muchos manifestantes para oponerse a la represión policial y mostrarle al mundo que no se pueden normalizar los crímenes de estado.

El fútbol durante los dos infames días de Copa Libertadores en Barranquilla, se manchó para siempre, los resultados fueron un simple hecho anecdótico, como dijo Marcelo Gallardo, técnico de River Plate.

Barranquilla fue la ventana al mundo, pero no la que esperaba Tecnoglass, una más realista que le demostró a América Latina que aquí están pasando hechos muy graves.


El fútbol no es propiedad exclusiva de las instituciones que lo manejan a nivel local o internacional, y así lo demostraron las barras de los equipos colombianos, quienes se comprometieron desde sus diferentes ciudades a evitar que se utilizara esta pasión de multitudes como cortina de humo de una falsa normalidad.

En tiempos de impunidad y violencia los futbolistas profesionales bajo la agremiación de ACOLFUTPRO decidieron tampoco prestarse como moneda de cambio para tapar la problemática social que a todos y todas nos tañe.

¿Qué sigue?

Seguir demostrando todos los días que la movilización social se hace para construir, para proponer, para pensar un país que parece existir paralelamente a la realidad que aparece en los noticieros de televisión.

La organización más que nunca es vital, desde las asambleas populares, desde los barrios y comunas, trazando metas de cambio para reemplazar las inequidades del sistema actual, creando desde la misma ciudadanía los puentes necesarios para la participación.

Algo que también se ganó en las calles y que no se puede perder de vista otra vez, fue esa oportunidad de recordarle a los ocupantes de la Casa de Nariño, que a partir de la Constitución de 1991, pasamos de una democracia representativa a una participativa, y que el pueblo colombiano no solo tiene el voto como expresión política, sino que también es garante y juez de las decisiones del estado.

OTRAS NOTICIAS Y OPINIONES

¿Quién arma al Estado colombiano y su Policía Nacional?

Este jueves, el 28 de abril, se cumple un año del primer día del estallido social, cuya chispa fue la pretendida reforma tributaria de Iván Duque, y que suscitó debates sobre la justicia social, la violencia policial y los derechos humanos a lo largo del país.

‘Chupkua Tibabuyes’: un documental sobre la lucha para proteger a los humedales en Bogotá

Después que el proyecto urbanístico de Enrique Peñalosa pusiera en riesgo al humedal más grande de Bogotá la comunidad no pudo quedarse con los brazos cruzados. Esta es una historia de resistencia, frente a un inminente ecocidio.

Un mes de la invasión Rusa: el cubrimiento racista de los medios occidentales de la guerra en Ucrania

Hoy la guerra en Ucrania lleva un mes, y se estima que hasta ahora mataron a alrededor de 600 ucranianos civiles, entre 2000 y 4000 fuerzas armadas ucranianas y hasta 10.000, si no aun más, soldados rusos.

Tráfico y venta de armas a Ucrania en el conflicto con Rusia

En este momento frágil con la guerra total – todavía convencional – en marcha completa en Ucrania, retiramos unos pasos para echarnos un vistazo a unas causas subyacentes y la complicidad de los estados occidentales.

El sueño cultural del Centro Poblado Jaime Pardo Leal Las Colinas, San José del Guaviare

La Casa de la Cultura, Arte y Paz Jacobo Arenas y la Escuela de formación en artes y comunicaciones, son el sueño que han estado materializando este año las organizaciones de base del Centro Poblado Jaime Pardo Leal Las Colinas, ubicado en San José del Guaviare. Esta será la primera casa cultural y escuela de artes en la ruralidad de la entrada al Amazonas, el Guaviare.

Nuevo informe confirma un aumento en la violencia político-electoral en Colombia

A menos de un mes para las elecciones de Congreso, un nuevo informe realizado por Pares (Fundación Paz y Reconciliación) muestra que la violencia político-electoral está en aumento y que las curules de paz se enfrentan a crecientes riesgos.

LÉENOS Y ESCÚCHANOS EN